La exquisitez sobre ruedas

Project Info

Project Description

Publicado en: Última Hora

Mirta Cañedo y Rodrigo Medina decidieron hace seis años embarcarse en el proyecto empresarial de relanzar y dar una nueva vida a una empresa de transporte que existe desde hace 30 años, Autocares Guasch y Serra: “Pero cuando decidimos estar al frente de ella no funcionaba, estaba muerta, únicamente se pagaban los impuestos para mantener las licencias”, recuerda Rodrigo, quien destaca que empezaron el negocio “de cero”, pues ambos trabajaron anteriormente en una sala de fiestas. Fue entonces cuando detectaron las “deficiencias y carencias” del transporte en la isla y emprendieron la aventura empresarial.

“Empezamos de cero total porque no teníamos ningún tipo de conocimiento sobre cómo funcionaba una empresa de transporte”, señala Mirta. Con mucho empeño, trabajo y energía esta pareja reflotó e inició la nueva vida de Autocares Guasch y Serra S.L, una empresa de transporte y alquiler de vehículos con conductor, que en la actualidad cuenta con siete empleados y una flota de 11  de entre 55 y 100 plazas, tres minibuses VIP y seis coches de lujo, como Mercedes Viano o el nuevo Mercedes Benz V. “Somos una empresa muy familiar”, destacan ambos.

LOS INICIOS
Medina recuerda que el primer año invirtieron 80.000 euros en comprar el primer minibús negro. “En 2009 fue cuando hicimos algo que hasta el momento nadie había hecho: comprar un minibús negro e introducirlo en Eivissa. En 2010 compramos el segundo y un año después ya nos empezaron a copiar”, apunta. En este sentido destaca que la competencia entre empresas legales “es buena y sana porque pagamos impuestos y podemos competir en precios”, pero apunta con indignación que contra lo que no pueden competir es contra los ‘piratas’ en el transporte discrecional, un problema que en los últimos años ha crecido de manera exponencial hasta el punto de que ilegales extranjeros publicitan sus servicios de transporte discrecional copiando el logo institucional del Consell d’Eivissa para fingir ser una empresa legal, o falsifican la identificación de servicio público (SP) que deben lucir los vehículos.

“El problema más grave que tenemos hoy en día en el sector es el intrusismo, que es lo que nos está destrozando a las empresas legales. A día de hoy no entiendo cómo las instituciones no ponen freno a esta lacra. Hemos pasado listas, fotos, documentación que prueba quién está ejerciendo la actividad de manera ilegal y todo sigue igual”. “Las empresas legales tenemos que asumir impuestos, seguridad social y sueldos de los conductores, mantenimiento de los vehículos, seguros… y los ilegales no pagan nada”, explica Mirta.

Uno de los principales rasgos que define a Autocares Guasch y Serra es que tienen claro que no quieren trabajar con mayoristas, pues ponen mucho empeño en ofrecer un servicio personalizado, adaptado a cada cliente. “Nuestros servicios se enfocan mucho en verano al lujo, no queremos masificar y preferimos dedicarnos más al cliente directo para así ofrecer un servicio más exclusivo. Trabajamos con servicios a barcos, yates, hacemos desplazamientos de gente que participa en boat parties, eventos de discotecas… No nos interesa entrar en la touroperación”, apunta Mirta, quien destaca que en invierno trabajan mucho con salidas escolares, bodas, despedidas de soltero, grupos de incentivos o de deporte, entre otros. “Intentamos diferenciarnos del resto de empresas en esto, en no trabajar con mayoristas porque esto te da mucha flexibilidad para organizar el negocio. Si te llaman un sábado a las 23 horas y te dicen que tienes que tener tal coche en el yate tal dentro de media hora, tienes que buscar ese coche para ese momento”, apunta Rodrigo.

Recuerda que en una ocasión recibió la llamada de un multimillonario griego “y nos comentó que quería un coche para dentro de media hora; no sabíamos si lo quería para un par de horas, para hacer un desplazamiento de un punto a otro. Al final se lo quedó una semana entera. Entonces haces lo imposible para satisfacer al cliente”. Debido a esta flexibilidad, las tarifas se ajustan a lo que pida el cliente. “No es lo mismo alquilar un coche un par de horas que una semana”, precisan y destacan que en invierno bajan los precios para ajustarse a las necesidades de la población residente.

RENOVACIÓN
Otro de los rasgos que define a esta empresa es su apuesta siempre por la renovación de la flota de vehículos. Este año, por ejemplo, han adquirido tres nuevos por 160.000 euros. “Trabajamos con un segmento de turista que es muy exigente y consideramos siempre que lo último es lo mejor”, apunta Mirta. Así, tienen un Mercedes clase S “que ya mismo tenemos que cambiar; es de 2010 y está perfecto, pero la gente siempre quiere tener la posibilidad de disponer de lo último”, asegura Rodrigo, quien explica que esperan cerrar el año con una facturación cercana al medio millón de euros (en 2008, cuando la compraron, el montante de facturación no llegó a 10.000 euros).

“Cuando no teníamos dinero para invertir en vehículos nuevos incidíamos mucho en el servicio; ahora intentamos diferenciarnos por ofrecer un servicio muy personalizado y por tener los últimos vehículos del mercado porque gracias a Dios hemos podido ir creciendo y reinvirtiendo con mucho trabajo”, asegura

Entre los clientes VIP que se pueden revelar destacan que han dado servicio a Shakira y Piqué, a la familia real saudí, Cesc Fàbregas, Simeone, Lady Gaga o al jugador de la selección alemana Bastian Schweinsteiger. A los clientes más famosos se suman los millonarios: “Tenemos mucha gente de mucho dinero que no son conocidos. Este año ha habido una inundación de millonarios ‘de cuna’ como yo digo. He hablado con muchos capitanes de yates que dicen que el sur de Francia está muerto, que venir a Eivissa es lo más”, explica Rodrigo, quien afirma que el turismo náutico está viviendo una muy buena temporada en la isla. “No para de crecer y atrae a gente de mucho dinero. Lo que pienso que les gusta de Eivissa es que es una isla pequeña, con un ambiente distendido y relajado y en el que pueden ir de incógnito, en chanclas y bañador por el día sin que nadie les diga nada, y esto en Saint Tropez, por ejemplo, no pasa”, afirman. Ambos tienen claro que la discreción es algo que también define a Autocares Guasch y Serra para mantener la exclusividad del servicio. “Nunca nos interesa con quién van a cenar, a qué lugar ni dónde se les recoge. Los chóferes mantienen una discreción absoluta”, señala Mirta, quien como anécdota apunta que lo más “osado” que ha hecho en estos años es pedir para sus hijos un autógrafo y una foto a Fàbregas. Estos clientes millonarios agradecen, según explican, que les lleven a conocer sitios típicos de la isla. “Este cliente multimillonario griego me preguntó por un sitio típico para comer pescado y lo llevé a sa Caleta. Quedó encantado y me agradeció el consejo. Pienso que les gusta descubrir una Eivissa diferente, más tradicional”, concluye.

1
Hola !
Como podemos ayudarte?
Powered by